Tasa de Retorno de la Educación
y la deserción escolar en Venezuela

Las estimaciones de rentabilidad de la inversión en capital humano tienen aplicaciones tales como:

  • - explicación de la influencia de la educación en las tasas de crecimiento económico pasado,

  • - la asignación óptima de recursos en educación entre sus niveles y modalidades,

  • - la elección de asignación óptima de recursos entre educación y otros sectores,

  • - identificar las determinantes de la distribución del ingreso,

  • - y el comportamiento de los estudiantes y sus familiares como inversores y consumidores de educación.


Una de estas estimaciones es la Tasa de Retorno de la Educación, la cual constituye una técnica de análisis costo-beneficio para la medición del rendimiento de la inversión en educación, estimada como retorno social y retorno privado. La tasa social de retorno de la educación es un estimador de la rentabilidad obtenida por la sociedad al invertir en recursos humanos y no en activos o recursos materiales, constituyendo información útil para la toma de decisiones en la asignación de recursos. La tasa privada es una estimación de cuán “rentable” pudiera ser para un individuo el agregar años de escolaridad a su formación, en función de una expectativa de aumento de ingresos por los años estudiados (Psacharopoulus, 1985). Por razones metodológicas a continuación sólo se analizará la tasa de retorno privado correspondiente (ver ASPECTOS METODOLÓGICOS).

Los resultados obtenidos para el segundo semestre de 2002 con los siguientes:

6° GRADO APROBADO 9° GRADO APROBADO BACHILLERATO APROBADO UNIVERSITARIO NO GRADUADO UNIVERSITARIO GRADUADO
12% 11% 10% 8% 14%

Esto significa lo siguiente:
* Quienes aprueban 6° grado pueden esperar un retorno 12% mayor que quienes no lo aprueban.
* Quienes aprueban 9° grado pueden esperar un retorno 11% mayor que quienes solo aprueban 6° grado.
* Quienes aprueban el bachillerato pueden esperar un retorno 10% mayor que quienes solo aprueban 9° grado.
* Quienes efectúan estudios universitarios pueden esperar un retorno 8% mayor que quienes solo se gradúan de bachilleres.
* Quienes se gradúan en la universidad pueden esperar un retorno 14% mayor que quienes solo se gradúan de bachilleres.

Vistos estos resultados, cabe la pregunta: ¿estos retornos son percibidos por los individuos?, ¿influye de algún modo esta percepción en su decisión de estudiar o no?. Los siguientes gráficos dan algunas luce al respecto.

El primer elemento a examinar es la asistencia a centros de educación formal:

Es evidente que al culminar el 6° grado se inicia una progresiva deserción del sistema educativo. Los datos empleados para esta investigación (Encuesta de Hogares por Muestreo, INE, 2° semestre 2002) evalúan quince posibles causas de deserción, entre las que se destacan tres:
            1. falta de recursos económicos
            2. trabaja
            3. No quiere estudiar

Se seleccionan las edades de culminación de 6° grado, 9° grado y bachillerato, y se examinan las causas de deserción, obteniéndose lo siguiente:

En estas gráficas se evidencian dos aspectos: en primer lugar el tamaño de la deserción, y en segundo lugar que la razón más importante es que "NO QUIERE ESTUDIAR". En todo caso, estas tres causas justifican más del 50% de las deserciones. Intentando explicar estas respuestas, se puede establecer como hipótesis que los individuos no creen en las posibilidades de aumentar sus ingresos con mayor escolaridad. Al examinar la condición ocupacional de las personas que han abandonado sus estudios se tiene que la intención de trabajar entre los jóvenes de 15 años es de 50% y en los de 17 años es de 60%, según revelan estas gráficas:

Una conclusión preliminar de estas cifras es que al menos el 50% de las personas mayores de 15 años que desertan del sistema educativo se dirigen a la fuerza de trabajo. El porcentaje restante permanece en la población inactiva, es decir, ni estudia ni trabaja.

Buscando las posibles causas sobre esta conducta, se evalúan los ingresos promedios por edad y nivel educativo (los cuales fueron empleados en el cálculo de la tasa de retorno), teniéndose lo siguiente:

Grupo de Edades Menos de 5° grado o
Sin Nivel
6° grado aprobado 9° grado aprobado Bachillerato aprobado Universitario no graduado Universitario graduado
10 a 14 52.847 58.193        
15 a 19 102.746 117.585 125.957 144.510 156.071 159.672
20 a 24 132.188 158.408 180.743 189.728 203.632 291.010
25 a 29 140.144 174.526 217.612 238.083 269.672 377.094
30 a 34 146.885 186.100 224.905 278.722 309.126 462.078
35 a 39 154.319 194.750 236.758 289.197 364.258 528.087
40 a 44 158.035 206.126 249.170 322.074 370.806 568.767
45 a 49 153.730 211.647 261.697 330.692 431.009 611.598
50 a 54 150.182 211.804 281.418 343.054 377.764 595.162
55 a 59 145.227 217.641 267.060 345.850 522.772 647.568
60 a 64 141.692 200.959 240.535 352.825 514.896 545.809
65 a 69 127.827 208.164 207.960 405.297 213.357 683.428
70 a 74 121.993 160.138 217.723 436.171 308.445 610.640
75 y mas 99.236 170.732 357.474 299.984 608.163 569.980

Apreciando que, por grupo etáreo, a mayor escolaridad mayores ingresos, todo parece indicar que los individuos no son capaces de intuir esta relación, y que por el contrario no creen que en realidad exista. Para obtener conclusiones firmes sobre las causas de deserción, es recomendable incorporar otras variables a estudios posteriores, tales como el significado del "NO QUIERE ESTUDIAR" que en un elevado porcentaje argumentan los desertores del sistema educativo.

 

REGRESAR AL INICIO DE ESTA PAGINA

Aspectos Metodológicos

Para el cálculo de los retornos se adoptaron los siguientes supuestos:

    1. Se consideran 6 niveles:
        * Sin escolaridad (o sin 6° grado)
        * 6° grado aprobado
        * 9° grado aprobado
        * Bachiller
        * Universitario No Graduado
        * Universitario Graduado

    2. Las edades de referencia por nivel son:

NIVEL AÑOS DE ESTUDIO EDAD INICIO EDAD TERMINO
6° GRADO 6 7 12
9° GRADO 3 13 15
BACHILLERATO 2 16 17
UNIVERSITARIO NG 3 18 20
UNIVERSITARIO G 5 18 22

    3. Los costos privados son los ingresos dejados de percibir por dedicarse al estudio. Los costos sociales serían las inversiones efectuadas tanto por el estado como por los individuos, pero estos no están disponibles por el momento, razón por la cual sólo se calcula la tasa privada.

   4. Los ingresos son considerados incrementalmente según el siguiente esquema:

NIVEL ANALIZADO Vs. NIVEL
6° GRADO SIN ESCOLARIDAD
9° GRADO 6° GRADO
BACHILLERATO 9° GRADO
UNIVERSITARIO NG BACHILLERATO
UNIVERSITARIO G BACHILLERATO

    5. Se calcula la Tasa de Retorno por el Método Completo, donde se calcula la TIR financiera r dados unos costos Ct y unos beneficios Bt de modo que el valor presente de los beneficios netos sea cero, de acuerdo a la siguiente función  (Mingat y Tan, 1988):